Sicosis,incremento de precios y abusos de la gente consecuencias del desabasto de gasolina

En por lo menos siete Estados de la república  y la ciudad de México, sus pobladores han empezado a sentir las consecuencias del problema que se ha creado por el desabasto de gasolina, derivado de la estrategia aplicada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De manera directa ha sido el incremento en el costo de los alimentos y en algunas otras el desabasto total de ellos. En las colonias de la Ciudad de México, donde semana a semana en diferentes días se establecen los llamados tianguis han visto las amas de casa que el precio aumento entre uno y dos pesos el kilo de las frutas, legumbres, verduras y carnes, o en el peor de los casos, el peso del kilo apenas llega a los 900 gramos, sin que las autoridades tomen las medidas necesarias para evitar el abuso que los comerciantes hacen por la necesidad de comprar alimentos “baratos”.

Otro de los problemas que ha generado esta estrategia en contra del huachicoleo es el desorden vial que se presentan en las avenidas  porque existen enormes filas de automovilistas queriendo comprar combustible y la espera para tal fin  va de 2 a cinco horas si existe el abasto suficiente de gasolina., de lo contrario la espera se duplica o triplica.

En este problema, ha permitido que una bola de rufianes se dediquen a extorsionar a los automovilistas para ceder un supuesto lugar apartado o llegar al extremos de amasarlos  con quitarle su vehículo, en las avenidas, otras personas se dedican a “dirigir” el tráfico vehicular y se otorga el paso, siempre y cuando “de manera voluntaria” otorgue un apoyo a “estos servidores sociales” una cuota de diez pesos., todo esto ante la ausencia de policías capitalinos que deberían realizar su trabajo.

Si vamos a asuntos de mayor consecuencia, el retraso de o de plano la ausencia de ambulancias, se debe principalmente por el desabasto de gasolina, dejando a la población que necesita este servicio en la necesidad de buscar otro medio de transporte para llegar a los hospitales para ser atendidos.

La sicosis   social que está empezando a crearse, puede ser un elemento de  podría detonar en verdaderos actos vandálicos, y, ojala no se llegue a ese extremo, al enfrentamiento físico entre las personas por tratar de obtener un litro de gasolina.

Suena  como episodios sacados de las terribles películas de Hollywood, donde la sicosis hace presa de la gente y se generan diferentes escenarios de enfrentamiento, robo y hasta asesinatos.

Mientras tanto, tanto el equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador, legisladores y partidarios de Morena  junto a los simpatizantes de AMLO, no dejan de  defender una estrategia, aunque buena, su mala aplicación ha empezado a dejar daños en la sociedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *